Browse By

Se pega atracones gratis gracias a Tinder

tinder restaurante lujo

Hoy queremos hacernos eco de la historia de Paul Gonzales, un galán de Tinder cuyo único objetivo en las citas no es mentir para mojar el churro…. si no para comer gratis en restaurantes de lujo. Y no, no es un scort ni nada parecido, lo consigue simplemente echándole cara… y huyendo antes de que se den cuenta.

Así lo ha conseguido con más de media docena de mujeres en Los Ángeles (Estados Unidos). El modus operandi, por si queréis aplicarlo vosotros también cuando la cita de Tinder os salga mal, es bastante simple e igual siempre: Paul es súper atento con todas las mujeres con las que habla y cuando conseguía una cita en persona siempre las prometía invitarlas a restaurantes de lujo, sin escatimar en detalles. Pedía uno o dos platos (depende de lo que le gustara la cita) y antes de pedir el postre se excusaba con alguna treta para largarse y no volver a aparecer más.

Las mujeres a las que ha timado, que a día de hoy han salido unas cuantas que buscan demandarle, cuentan que las excusas son variadas. Ha usado la del “familiar enfermo”, la de “me he dejado el cargador en el coche” y la de “tengo que coger esta llamada. Es trabajo, me voy un momento fuera”. En todas ellas, dejaba una cuenta a pagar (que obviamente tenía que afrontar la pareja de turno) de más de 250 dólares. Como veis, no escatimaba en platos.

Pero nos alegra saber que Paul no siempre consigue su objetivo. Sobre todo, cuando repite restaurante. El camarero de uno de ellos le reconoció cuando intentó hacerlo por tercera vez y le echó del local cuando iba a pedir el segundo plato. No le cobró nada a la mujer que lo acompañaba.

¿Y a vosotros/as? ¿Os ha pasado alguna vez algo así?

¿Algo que comentar?