Browse By

Un niño de 12 años se fuga de casa y pasa 4 noches en un hotel de lujo en Bali

nino_rico_bali

Los hay que son rebeldes desde pequeños y los hay que saben que serán ricos desde pequeños. Este es el caso de Drew, un chaval de 12 años natural de Sydney (Australia) que, tras una discusión con su madre (imaginamos que por no comerse sus verduras o algo así) decidió fugarse con la tarjeta de crédito familiar. Y como ya hemos visto otras veces, los niños con las tarjetas de sus padres, siempre gastan a lo grande.

Drew decidió irse lejos, pero no a casa de su mejor amigo del barrio, sino lejos de verdad. Tiró de audacia para investigar qué aerolíneas australianas eran permisivas con el hecho de que menores viajaran solos, escogió una y compró un billete a Bali, con escalas y todo. Cuando llegó, se alojó en un hotel de lujo de la ciudad, también con sorprendente facilidad. Para cuando la escuela llamó a sus padres al final del día para preguntar por qué no había venido, el chico ya estaba disfrutando de una suite.

Imaginamos que cuando sueltas buenos billetes, nadie te pone pegas, seas quien seas y tengas la edad que tengas, ¿no? Al chico también le sorprendió: “Simplemente me pidieron mi identificación de estudiante y mi pasaporte para probar que tengo más de 12 años y que estoy en la escuela secundaria”. Y como nadie le ponía pegas, pues se pegó las noches de su vida a todo lujo. Aunque claro, para un menor eso quizá fuera comer macarrones con tomatico, acostarse a las 12 y ver dibujos todo el día en una tele de 87 pulgadas. Pero oye, “que le quiten lo bailao”.

¿Algo que comentar?